Aumento con bloque – bloques autólogos

  • Block augmentation
    Situación post-operatoria
  • Block augmentation
    Cresta alveolar muy reabsorbida
  • Block augmentation
    El bloque óseo se atornilla a la cresta
  • Block augmentation
    Protección contra la reabsorción con cerabone®
  • Block augmentation
    Implantación 3–4 meses después del aumento
El aumento con bloques es una técnica desarrollada para la reconstrucción de crestas alveolares muy reabsorbidas y la regeneración de defectos complejos. Con este fin, se obtienen bloques de hueso autólogo de regiones extra/intraorales o, en el caso de atrofias especialmente graves (y al necesitar una cantidad significativa de hueso), de la cresta ilíaca. Otras zonas donantes extraorales incluyen la calota craneal, las costillas y la tibia. Las zonas donantes intraorales, que incluyen la sínfisis mandibular, la rama mandibular, la región retromolar o la tuberosidad del maxilar, constituyen una alternativa válida para reparar defectos alveolares más localizados. Una de las ventajas del bloque de origen intraoral es la gran proximidad entre la zona donante y receptora, junto con un acceso quirúrgico más sencillo; esto lleva a una reducción de la morbididad de la zona donante y los costes.

Combinación con cerabone®

El uso de una mezcla de hueso autólogo y material xenogénico (cerabone®) une las ventajas de los dos materiales: el potencial biológico del trasplante autólogo induce una integración rápida del injerto y el implante, y el material cerabone®, que mantiene un volumen estable, añadido para rellenar posibles espacios, actúa a modo de barrera frente a la reabsorción, llevando así a una mejora general del resultado estético.

Típicamente, los bloques trasplantados son fijados en la zona de aumento con tornillos de osteosíntesis. En general, los bloques de origen intraoral presentan una reabsorción más lenta que los trasplantes procedentes de la cresta ilíaca; sin embargo, también ofrecen un volumen óseo significativamente menor. Gracias a sus propiedades osteogénicas y osteoinductivas, el hueso autólogo es una matriz ideal para la regeneración ósea, permitiendo tratar incluso defectos verticales extensos. En este caso, la integración rápida de los bloques permite realizar una implantación temprana, a menudo después de tan sólo 3-4 meses. En la actualidad, los instrumentos modernos facilitan el procedimiento de toma del injerto; las microsierras y el instrumental piezoeléctrico, por ejemplo, permiten al cirujano realizar cortes precisos, lo que produce menos pérdida ósea y trauma quirúrgico en la zona donante. Tras la toma del bloque, la zona donante puede ser rellenada con una esponja de colágeno (Jason® fleece) para mejorar la hemostasia.

Tras fijar los bloques en la zona receptora, el espacio que rodea al bloque puede ser rellenado con un material de injerto óseo. Un material de reabsorción lenta, como el hueso bovino cerabone®, puede ayudar a prevenir la reabsorción rápida del bloque de hueso. Asimismo, los estudios comparativos han demostrado que se produce menos reabsorción al cubrir los bloques con una membrana como collprotect® membrane.

Please Contact us for Literature.