Expansión de la cresta (ridge splitting)

  • Ridge splitting with cerabone® - Vafa Moshirabadi, Iran
    Expansión de la cresta con un instrumento piezoeléctrico
Para una colocación estable de los implantes y un resultado general exitoso, la anchura del hueso alveolar debería ser superior a 6 mm; esto asegura que el implante quede cubierto por como mínimo 1-1,5 mm de hueso en su cara vestibular y palatina. Dado que la extracción dentaria a menudo conduce a una reducción ósea marcada, no siempre se mantiene la anchura ideal. Al tratar déficits horizontales marcados, la aplicación de la técnica de ROG puede estar asociada a limitaciones y dificultades, lo que puede retrasar la colocación de los implantes. Los injertos en bloque son una alternativa válida, pero requieren invertir tiempo y pueden estar asociados a una mayor morbididad en el paciente en el caso de usar bloques autólogos. Para solucionar estos problemas, los clínicos han desarrollado una variedad de técnicas para la expansión de la cresta alveolar. En estas se incluyen la sección longitudinal de la cresta mediante microsierras, discos diamantados o instrumental piezoeléctrico para separar la mitad vestibular de la palatina; típicamente, a continuación se utiliza un cincel para separarlas entre sí. Acto seguido, el espacio creado entre las dos mitades es rellenado con un material de injerto óseo.

Aplicación lateral de material de sustitución ósea

La aplicación lateral de un material de sustitución ósea puede ayudar a estabilizar la zona de expansión ósea, es decir, los dos fragmentos de hueso. En este caso, se recomienda usar una membrana seca para facilitar la inserción del material de injerto particulado.

Fractura del fragmento vestibular

La complicación más frecuente en el transcurso de una expansión de la cresta es la fractura del fragmento vestibular. Tras la colocación de los implantes, la lámina fracturada puede ser fijada con un tornillo de osteosíntesis.

Ridge splitting with a microwsaw - PD Dr. J. Neugebauer
Kieferkammspaltung mit einer Mikrosäge - PD Dr. J. Neugebauer

La aplicación de un material de sustitución ósea como maxresorb® puede ayudar a prevenir la formación de tejido blando entre las tablas corticales. En comparación con el hueso bovino, los gránulos sintéticos bifásicos maxresorb® ofrecen la ventaja de ser reabsorbidos completamente y sustituidos por hueso del paciente en un plazo de 2-3 años. Adicionalmente, la aplicación lateral de material de injerto puede mejorar la estabilización tras la expansión ósea.

Asimismo, se recomienda usar una membrana como Jason® membrane o collprotect® membrane para cubrir la zona de aumento para asegurar una regeneración ósea sin incidencias. Especialmente en el caso de biotipo fino, el reducido grosor de Jason® membrane facilita el cierre sin tensión del colgajo encima de la zona injertada.

La expansión de la cresta requiere que las láminas óseas tengan suficiente flexibilidad. Por ello, esta técnica solo está indicada en casos con una necesidad de reconstrucción moderada (necesidad de aumento <8 mm dentro del contorno o <4 mm fuera de él) y una anchura mínima de la cresta de 2–3 mm; esto garantiza la presencia de hueso esponjoso entre las láminas corticales. El momento apropiado para la colocación de implantes (por ejemplo, en un procedimiento de un solo tiempo o tras un periodo de integración) depende de la estabilidad del segmento expandido y el volumen óseo residual.

 

 

Please Contact us for Literature.