Preservación alveolar – implantación tardía

  • Socket preservation for late implantation
    Alveolo post-extracción
  • Socket preservation for late implantation
    Relleno con cerabone® y cierre con Jason® fleece
  • Socket preservation for late implantation
    Regeneración gradual del alveolo
  • Socket preservation for late implantation
    Forma de la cresta preservada después de 6 meses
El alveolo está revestido con hueso fascicular (bundle bone) – hueso en el que se insertan las fibras periodontales. Este hueso recibe sus nutrientes del periodonto, por lo que se reabsorbe tras la extracción del diente. En presencia de hueso vestibular fino, es posible que se reabsorba toda la pared vestibular. Rellenar el alveolo con un material de injerto óseo puede no prevenir la reabsorción del hueso fascicular, pero sí ayuda a mantener el volumen de los alveolos, permitiendo así una colocación posterior estable del implante y mejorando el resultado estético de la restauración final. Al realizar una implantación tardía, se recomienda el uso de un material de injerto de reabsorción lenta, como cerabone®, para conseguir una estabilidad a largo plazo del volumen del alveolo. Esto es especialmente importante si se desconoce el momento de colocación de los implantes o si se ha planificado una restauración convencional.

Tiempo de regeneración

Se recomienda un tiempo de integración de como mínimo 6 meses antes de colocar los implantes; esto asegura una integración estable de las partículas. Es posible una reentrada más temprana si se mezcla cerabone® con gránulos alogénicos (maxgraft®) o partículas de hueso autólogo.

Cobertura del alveolo

Si las paredes óseas están intactas, no es necesario aplicar una membrana; aun así, es recomendable cubrir el alveolo al trabajar con materiales de injerto. Jason® fleece ayuda a prevenir la migración de partículas y protege el alveolo.

Extraction socket with intact wall

Con el fin de contribuir a una formación óptima de hueso nuevo, se pueden mezclar gránulos de cerabone® con hueso alogénico (maxgraft® granules); esta técnica combina las ventajas de los dos materiales (es decir, el potencial biológico del material alogénico y la estabilidad volumétrica a largo plazo del hueso bovino), lo que conduce a una regeneración rápida y a la formación de hueso vital y resistente. Si no hace falta estabilidad a largo plazo, una alternativa válida a este abordaje es el uso de la pasta ósea sintética maxresorb® inject. Esta pasta o masilla puede ser aplicada de forma sencilla en el alveolo, y su exclusiva composición, basada en un gel de nano-hidroxiapatita, promueve la regeneración ósea. Otra alternativa, que también asegura un manejo sencillo, es el uso de collacone® max. Este cono, hecho de un material compuesto formado por gránulos bifásicos de CaP (fosfato cálcico) unidos en una matriz de colágeno, puede ser introducido de forma sencilla en el alveolo con unas pinzas. 

La “preservación alveolar” suele hacer referencia al rellenado de un alveolo con paredes óseas intactas. En este caso, el uso adicional de una membrana, como collprotect®, aunque no necesario para la regeneración ósea, contribuye a estabilizar el material y previene su migración hacia la cavidad oral. Esto es especialmente importante en aquellos casos en los que no se puede cubrir el alveolo con el colgajo mucoso. Para el objetivo de cubrir el alveolo, Jason® fleece es una alternativa a las membranas con mejor relación coste-efectividad. Este apósito de colágeno protege el alveolo y el material de injerto, contribuye a la cicatrización de la herida y puede ser dejado expuesto para su integración no cubierta. Otra solución válida es obturar el alveolo con mucoderm® (técnica de sellado alveolar (socket seal).

Please Contact us for Literature.