Técnica de sellado alveolar (socket seal)

  • Socket seal technique with mucoderm®
    Alveolo tras la extracción
  • Socket seal technique with mucoderm®
    Coágulo sanguíneo en el alveolo
  • Socket seal technique with mucoderm®
    Alveolo sellado con mucoderm®
  • Socket seal technique with mucoderm®
    Reorganización del tejido de granulación
  • Socket seal technique with mucoderm®
    Regeneración alveolar
En el procedimiento de implantación temprana, el implante es colocado tras la extracción del diente, antes de que se produzca la regeneración ósea dentro del alveolo. Típicamente, la implantación temprana es llevada a cabo 4-8 semanas después de la exodoncia; en este punto, la cicatrización de los tejidos blandos está completada y los potenciales procesos inflamatorios han desaparecido. El cierre de los tejidos blandos del alveolo favorece los posteriores procedimientos de aumento, en caso de que sean necesarios. Tras la extracción, el alveolo puede ser sellado con un injerto de tejidos blandos o una matriz de colágeno, como mucoderm®, para estabilizar el coágulo sanguíneo y protegerlo frente a la contaminación bacteriana o los daños físicos. En la técnica convencional, el alveolo es sellado con un injerto gingival autólogo, obtenido del paladar con un bisturí circular. La matriz de colágeno mucoderm® es una alternativa válida a esta técnica que ahorra al paciente las molestias asociadas al procedimiento de toma del injerto.

Rehidratación y recorte de mucoderm®

Antes de su aplicación, mucoderm® debe ser rehidratado en suero salino estéril o sangre durante aprox. 10 minutos. Tras la rehidratación, mucoderm® puede ser recortado fácilmente hasta la forma deseada con tijeras o un bisturí.

Desepitelialización

Los márgenes gingivales deberían ser desepitelizados antes de la aplicación de mucoderm®, para permitir la migración de las células de los tejidos blandos de los tejidos circundantes hacia la matriz.

Sutura de mucoderm®

Para asegurar un contacto estrecho con la encía marginal, la matriz de mucoderm® debería ser fijada con suturas no reabsorbibles, con puntos sueltos o dobles.

Socket closed with mucoderm®

Tras la exodoncia, el alveolo se llena de sangre. La herida causada activa la cascada de la coagulación, que conduce a la formación de un coágulo de fibrina. Este coágulo sanguíneo es el punto de partida de la cicatrización y regeneración del alveolo. Los factores de señalización presentes en la sangre promueven la formación de vasos sanguíneos (angiogénesis); también atraen las células progenitoras e inmunológicas circulantes, así como células del tejido conectivo, que migran hacia el interior del coágulo y forman el tejido de granulación. En un plazo de unas pocas semanas, el tejido de granulación se reorganiza y comienza la regeneración ósea del alveolo. Por ello, la formación de un coágulo estable tiene una gran importancia para la regeneración del alveolo; esto puede ser conseguido sellando el alveolo.

La técnica de sellado alveolar (socket seal) tiene como objetivo proteger la cavidad alveolar y prevenir el colapso de los tejidos blandos y la contracción de la encía queratinizada tras la extracción y antes de la colocación del implante. Tras la extracción, el alveolo puede ser sellado con un injerto de tejidos blandos o una matriz de colágeno que es suturada a los márgenes gingivales del alveolo. Alternativamente, el alveolo puede ser rellenado con un material de injerto óseo antes de su sellado. El injerto de tejidos blandos favorece la estabilización del coágulo sanguíneo y lo protege de la contaminación bacteriana y los daños físicos.

Para esta indicación específica, botiss ha diseñado una matriz mucoderm® con forma circular que puede ser aplicada de manera sencilla durante la técnica de sellado alveolar sin necesitar ser recortada adicionalmente.

Please Contact us for Literature.